Seleccionar página

Calidad de Ambiente Interior.

Compuestos orgánicos volátiles (COVs)

Los compuestos orgánicos volátiles son un grupo de compuestos pertenecientes a diferentes familias químicas (alcoholes, aldehídos, cetonas, éteres de glicol, terpenos, etc.) que tienen en común su base química de carbono y la particularidad de volatilizarse en el aire en estado gaseoso a temperatura ambiente, de forma más o menos rápida.

La OMS (1987) los clasifica por su punto de ebullición como:

Ø Volátiles entre 50 ºC y 260 ºC.

Ø Muy volátiles, si el punto de ebullición es inferior.

Ø  Semivolátiles si es superior.

Se trata de parámetros importantes a tener en cuenta en la calidad del ambiente interior, debido a que la exposición prolongada a ciertos compuestos orgánicos volátiles puede presentar riesgos para la salud y el bienestar de las personas.

Los COVs son emitidos por diversas fuentes tanto de origen biogénico (origen natural) o antropogénico (origen humano), estando presentes tanto en el ambiente exterior como en el interior. En el exterior las principales fuentes de emisión son debidas a los procesos de combustión en vehículos, en calderas y hornos e incendios, y a la emisión de ciertas industrias.

En el ambiente interior, dichos compuestos son ampliamente utilizados en la fabricación de diversos productos, materiales decorativos y de construcción: pinturas, barnices, colas, limpiadores, madera, alfombras, telas, ambientadores, biocidas, etc. En general, en los países desarrollados se observan concentraciones superiores de COVs en interiores que las existentes en el exterior.

En función del tipo de material, la emisión de estos compuestos variará tanto en su concentración, como en el tiempo de permanencia en el ambiente, siendo lo más habitual, su disminución de forma exponencial con el transcurso del tiempo. No obstante, también influirán factores ambientales como: temperatura, humedad, actividades y cambios en la ventilación del edificio.

En el caso de los materiales de construcción, la liberación de COVs alcanza su máxima expresión inmediatamente después de la instalación, cuando son nuevos. Esta liberación de gases disminuye a medida que las fuentes de COVs envejecen.

Muchos de estos compuestos pueden causar un gran número de efectos indirectos en la salud, ya que son considerados precursores de ozono, interviniendo en reacciones químicas complejas en la atmósfera y, en particular, en la formación de oxidantes fotoquímicos y en su principal constituyente, el ozono, fenómeno conocido comúnmente como “Smog de verano”.

Además, en ambientes interiores, muchos de estos compuestos tienden a asociarse con otros compuestos presentes (por ejemplo, Benceno con Tolueno y Xileno y D-Limoneno con Ozono) lo que dificulta el conocimiento de los efectos en salud de estas interacciones (aditivos, sinérgicos o antagónicos), así como el establecimiento de valores límite.

Efectos sobre la salud

Sus efectos son, la mayoría de las veces, no bien conocidos y comprenden desde un alto grado de toxicidad, hasta efectos leves o desapercibidos. Esos efectos dependerán de la naturaleza de cada compuesto, y del grado y período de exposición. Así, los efectos atribuibles a diferentes compuestos van, desde la simple molestia olfativa, a náuseas, dolor de cabeza, vómitos, irritación de la piel y mucosas, etc. Entre los efectos más graves se encuentran los cancerígenos y mutagénicos. Algunos compuestos como el benceno o el cloruro de vinilo monómero, están asociados con la leucemia (en el caso de exposición ocupacional) y los éteres de glicol (2-Etoxietanol, 2-butoxietanol y 1-metoxi -2-propanol), son sospechosos de afectar a la reproducción y al desarrollo del feto.

La exposición a largo plazo a compuestos orgánicos volátiles puede causar lesiones del hígado, los riñones y el sistema nervioso central. La exposición a corto plazo puede causar irritación de los ojos y las vías respiratorias, dolor de cabeza, mareo, trastornos visuales, fatiga, pérdida de coordinación, reacciones alérgicas de la piel, náuseas y trastornos de la memoria. El tolueno puede causar dolores de cabeza, confusión mental, somnolencia, etc., existe una clara preocupación, aunque sin evidencia científica, de que pueda ocasionar graves trastornos de carácter crónico por lesiones a nivel cerebral.

Según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la OMS, el benceno, el 1,3-butadieno y el formaldehído entre otros, son carcinógenos en humanos.

Las personas con mayor riesgo de afección a largo plazo por los citados compuestos son los trabajadores industriales que tienen una exposición ocupacional prolongada a los mismos, los fumadores y las personas expuestas por períodos prolongados a las emisiones del tráfico rodado. La inhalación de benceno se ha asociado con el desarrollo de un tipo particular de leucemia, llamada leucemia mieloide aguda (ATSDR 2005).

En la tabla siguiente se reflejan los valores de referencia de la OMS para algunos de los COVs presentes en el aire, basados en los efectos nocivos conocidos sobre la salud humana. 

Another Post of …

¿Quieres recibir nuestros  artículos? Suscríbete a nuestro boletín de noticias

La elección de pavimentos para áreas infantiles

La elección de pavimentos para áreas infantiles

La elección de pavimentos para áreas infantiles.En guarderías, jardines de infancia o áreas infantiles, es importante elegir un pavimento que cumpla una amplia variedad de exigencias. Por supuesto, la seguridad es fundamental, así es que además de la resistencia al...

Tipos de plástico según su facilidad de reciclaje

Tipos de plástico según su facilidad de reciclaje

Tipos de plástico según su facilidad de reciclajeEl plástico ha cambiado nuestras vidas, de eso no hay duda. Lo que hace unos años era el máximo exponente del desarrollo, ahora se ha convertido en una pesadilla para el medio ambiente y los animales, ser humano...

El Acabado Perfecto

El Acabado Perfecto

Para la realización de una buena instalación de cualquier tipo de pavimento, es fundamental que la base sobre la que se coloque esté convenientemente preparada para recibirlo. Por tanto, la ejecución de un trabajo de calidad debe empezar necesariamente por la base y esto se hace especialmente evidente en el caso de los pavimentos ligeros.

A %d blogueros les gusta esto: